¡La Armada De Dios Ahora Zarpa!

 

¡La Armada De Dios Ahora Zarpa!

 

Me  siento muy  animada  después de  la  experiencia que  tuve  la  mañana  del Día  de  Expiación. Me  encontraba  en  oración  con  el  Señor y  tuve un  sentido  de  revelación en el  horizonte   mientras  nos  encontramos en  el  cambio de  los  tiempos  a nuevas  dimensiones  de  la  Gloria  de  Dios.  Le  había  preguntado  al  Señor  que  me  ayudara a  entender  y  a  procesar  estos  tiempos  con  sabiduría y  no  con  un  deseo  de  emoción  personal y  después  de  un  maravilloso  tiempo  de  comunión  en  Su  Presencia abrí  mi  Biblia  y  se   abrió  en 1  Reyes  22:48  y  la  leí:

Josafat también construyó una flota de barcos mercantes para que navegaran hasta Ofir en busca de oro; pero los barcos nunca llegaron a zarpar porque naufragaron en su propio puerto de Ezión-geber”.NTV

Esta  es una  importancia  que  Dios  me ha  destacado  en  los  últimos  años. Ahora   Josafat   construyó y  las  Escrituras  dicen  que  lo  hizo  correctamente  ante  los  ojos  de  Dios;  sin  embargo,  ¡cometió  errores graves! El  primer  error  fue  unirse  al  Rey  Ahab  en  la  batalla  que  era  el  esposo  de  Jezabel. Después  de esta  batalla,  Jehu  el  clarividente le  dijo, “¿Porqué debes  ayudar   a los  malvados y amar  a aquellos  que odian al  Señor? ¡Debido  a  esto  Dios  estaba  enojado con  Josafat! El  segundo error  de  Josafat fue  aliarse con Ocozías en  un  desafío por  construir  embarcaciones  en  el puerto  de Ezión-geber con  la intención de  obtener  oro de  Ofir y  fue  entonces  cuando Eliezer profetizó contra Josafat  por  esto:

Tiempo después, Josafat, rey de Judá, hizo una alianza con el rey Ocozías de Israel, quien era un hombre muy perverso. Juntos construyeron una flota de barcos mercantes[h] en el puerto de Ezión-geber. Luego Eliezer, hijo de Dodava, de Maresa, profetizó contra Josafat y le dijo: «Por haberte aliado con el rey Ocozías, el Señor destruirá tu labor». Así que los barcos naufragaron y nunca se hicieron a la mar”. 2  Crón. 20:35-37

A  medida  que  meditaba  en  esta  información pensé  que  aun cuando el  Señor  ha  sido tan  bueno  conmigo y  he  visto  muchos  sueños  que  han  sucedido,  el  gran  sueño y  visión  que  Dios me  ha  dado  guardados  en mi  corazón durante muchos  años, no han  sucedido,  es  decir,  el  barco  que  ha  transportado mi  sueño  ¡nunca  ha  dejado  el  puerto!

Comencé   a preguntarme si yo, mis  padres  o  mis  ancestros hubieran  entrado  en  alguna  oportunidad en  alguna asociación que  a  Dios  no le  agradó.  Le   pedí  al  Espíritu  Santo que  me  guiara en  una oración de  arrepentimiento. Permanecí  delante  del  Trono  de  Misericordia de  Dios y  comencé  a arrepentirme  de  forma  sistemática por  cada  tipo  de yugo impío en el  cual  como  familia pudiéremos  haber  entrado. Mientras lentamente le  permitía  al  Espíritu  Santo que  me  guiara  en  oración con  mis  ojos  cerrados vi  una  imagen de  una cadena  pesada   a través de  la  pantalla  de  mi mente  de  izquierda  a derecha.  Mis  ojos  estaban  enfocados  intencionalmente  en  la  cadena  así  es que  no  podía  poner total  atención a  toda  la  imagen ya que  había  un  poco  de  neblina. Sin  embargo percibía  algo  en el lado  izquierdo  y  algo  grande  en el  lado  derecho  y  detrás  se  veía  un  lugar  azul.

Algo  descendió  con   gran  fuerza tan  rápido  que no vi  lo  que  era  y  ¡partió la  cadena  en  dos! De  forma  inmediata un estallido  de  energía inundó  mi  pecho que  me  dejó  sin  aliento y ¡terminé  jadeando  con  gran  sorpresa !Por  ello,  le  pregunté  al  Señor, ¡QUÉ ERA ESO! Mis  ojos  todavía  estaban  cerrados y  pude  entender  repentinamente  que  se  trataba  de un  gran barco a  la  derecha que  estaba  sujeto  por  la  cadena y ahora que  se  había  roto ¡el  barco  comenzaba  a  moverse   lentamente   a la  mar! ¡EL  BARCO ESTABA  DEJANDO  EL  PUERTO! ¡Aleluya!

Inmediatamente sabía que  lo  que  había  experimentado en el  Espíritu se  volvería  realidad  para muchos  quienes  se  han  preparado  para  este  tiempo de  la  historia  para  cambiar  con  Dios a nuevos  niveles  de  SU  Gloria,  es decir,  santos  apasionados  a quienes  se  les  han  dado  sueños  grandes pero  que  ¡no  los  han  visto materializarse  hasta  ahora! Este  es  un  año  significativo  en  los  propósitos  de  Dios ya  que aunque  es  un  año  de problemas  y  caos es  el  comienzo de  un descanso, el  Año  del  Favor  del Señor donde  el Espíritu  Santo del  Señor  reposará  fuertemente sobre un  pueblo  preparado,  un  año  de  liberación y  de  empuje  de  los  santos,  un  tiempo ungido y  señalado  para  que  se  materialicen los  sueños  que  Dios  plantó  en  Su  Pueblo!

Ahora  es el  Año  5778, un  nuevo  año  judío,  que  significa la  puerta y  nuevos  comienzos. Es  tiempo de  caos y  oscuridad amenazando  sobre  el  horizonte, ¡la  ARMADA  DE DIOS está  zarpando  del  puerto enviada  al  Gran  Mar  de  la  Humanidad! Para el  pueblo  judío la Fiesta de los  Tabernáculos también  representa  las  NUBES  DIVINAS DE  GLORIA  que  cubrieron  a  Israel  durante  los  40  años  de caminar por  el  desierto.

“¡Levántate, Jerusalén! Que brille tu luz para que todos la vean. Pues la gloria del Señor se levanta para resplandecer sobre ti. Resplandecerán tus ojos y tu corazón se estremecerá de alegría porque los mercaderes del mundo entero vendrán a ti. Te traerán las riquezas de muchos países. Enormes caravanas de camellos convergirán en ti; los camellos de Madián y de Efa. Los habitantes de Saba traerán oro e incienso y vendrán adorando al Señor. A ti te serán dados los rebaños de Cedar y los carneros de Nebaiot serán traídos para mis altares. Aceptaré sus ofrendas y haré glorioso mi templo”. Isaías  60:1,5-7.

Le  pregunté  al  Señor  dónde  iban  estos barcos y ÉL  me  dijo, “Están  en  búsqueda  del  oro  de  Ofir”. Este  oro es  la  GLORIA  DE  DIOS  que  viste  la  Novia y  que  representa la  gran  Cosecha  de  almas y  toda  la  provisión  y  recursos con  los  cuales  reunir  la  Cosecha y  construir  la  Casa  de  Su Gloria,  “…  a tu derecha está la reina, ¡lleva joyas del oro más fino de Ofir!” (Salmo 45:9). El  Rey  Salomón también  construyó  barcos  para  traer  de  vuelta  el  oro  de  Ofir.

El rey Salomón también construyó una flota de barcos en Ezión-geber, un puerto cerca de Elat en la tierra de Edom, a la orilla del mar Rojo. Hiram envió tripulaciones de marineros expertos para navegar los barcos junto con los hombres de Salomón. Navegaron hasta Ofir y regresaron con unas catorce toneladas de oro, que entregaron a Salomón.” 1 Reyes 9:26-28

¡Mucha  provisión  está  a  punto  de  ser  liberada  para  cumplir  con  los  sueños  de  Dios! ¡Cuatrocientos veinte  talentos es  igual  a 16  toneladas  de  Oro en  la  Biblia! Ahora  es  tiempo en  que  se  cumplan  los  sueños   ya  que  el Barco de los  Sueños se  dirige  al   Gran  Mar  zarpando  del  Puerto  de  Ezión-geber  en fortaleza  y  gran  autoridad; ¡Ezión-geber  significa la columna o  FORTALEZA  DE  UN  GUERRERO! La Armada  de  Dios está  zarpando  del  puerto, Fortaleza  de  un  Guerrero,  una  Armada  compuesta  de  muchos tipos  de  barcos para  cumplir  con  Su  gran  Campaña como  por  ejemplo   barcos  de hermandad de  pasajeros, grandes  barcos  de  rescate como  el  Carpathia, Poderosos  barcos  de guerra armados  y  poderosos,  Barcos  Hospitales que  entregan  apoyo para sanar  la  Cosecha  y  a los  heridos, Barcos  de  carga  con  suministros, Petroleros  que  transportan reservas  petrolíferas, Barcos  Evangelistas,  redes  apostólicas proféticas  equipadas  para  dirigir  la Campaña y  Cargueros  que  entregan  la  defensa y  apoyo  aéreo para salidas de  ataque.

Los  muchos  desastres  causados  por los  recientes   huracanes  y  la  volatilidad de los  problemas  mundiales  actuales,  ha  hecho  que  el  Presidente Trump  enviara  diferentes  tipos de  barcos  militares  para  proteger  y  traer  alivio. ¡Esta  es  una imagen  profética  de  un mover  de Dios  en  marcha! Recientemente  el  Presidente  de  E.E.U.U.  ha  comisionado a  un  nuevo  buque  de guerra el “USS Gerald  Ford”,  el  primero  en  la  nueva  generación de  aeronaves  con  energía  nuclear.  Según  Wikipedia,  un portaaviones es  una  nave  de  guerra  que  sirve  como una BASE AÉREA MARÍTIMA,  nave equipada  para  transportar,  de  armado, desplegar y recuperar. Comúnmente,  es el  Buque  Insignia  de  una  flota ya que  permite a  la  fuerza  naval  proteger mundialmente por  aire    dependiendo de  las  bases  locales  que  representan  las  operaciones  aéreas. Una  base  aérea marítima  es una  imagen de  la  Iglesia libre  de lo que significa  la  estructura  física que ahora se  mueve fuera  de  sus  murallas  dentro  del  mercado,  el  Mar  de la  Humanidad.

Mientras  pensaba  en   las  cosas  que  ocurren  en el  mundo, dije “¡Sí  Dios,  es tiempo que  Tú  hagas  algo”! Y  le  oí decir, “¡Sí! Y  lo  que  estoy  por  hacer, lo  haré   a  través  de  Mi  Pueblo” Luego  pensé  en las  maravillas que  Dios  ha  hecho  a  través  de  Sus  siervos  bajo  el  Antiguo Pacto;  por  ejemplo;  Noé  construyó  un  Arca, Moisés partió  en  dos  el  Mar  Rojo,  Josué  hizo  que le  obedecieran el  sol y  la  luna, David  destruyó a  Goliat,  Israel  conquistó grandes  ejércitos  de  enemigos:

“…Por la fe esas personas conquistaron reinos, gobernaron con justicia y recibieron lo que Dios les había prometido. Cerraron bocas de leones, apagaron llamas de fuego y escaparon de morir a filo de espada. Su debilidad se convirtió en fortaleza. Llegaron a ser poderosos en batalla e hicieron huir a ejércitos enteros.” Hebreos  11:33-34

Hoy  en  día,  los  santos  de  Dios  funcionan bajo el  Nuevo  Pacto,  un  Pacto  mejor,  uno  que  permite  al  mismo  Rey  de  Reyes   habitar  en  nosotros  por  medio del  Espíritu  Santo, ¡en el  Poder  de  SU  Resurrección! ¡Nada  es  imposible  para  el  Pueblo de  Dios! ¡Grandes  hazañas,  señales  y  maravillas se manifestarán  a través  del  pueblo  de  Dios  en  los  tiempos  que  vienen! ¡Ciñamos  nuestros  lomos  como Elías,  estemos  listos  para  humillarnos  delante del  Señor del  Cielo  y  la  Tierra, y  oremos  la  oración  de  arrepentimiento que  siempre  precede  al  gran  mover  de  Dios! Josafat  cometió  el  error al unirse  a un  yugo  distinto con  alguien  quien estába  determinado  por  el  pecado  y  rebelión contra  Dios quien   ha  dicho  en  Su  Palabra:

Ahora mismo ustedes tienen en abundancia y pueden ayudar a los necesitados. Más adelante, ellos tendrán en abundancia y podrán compartir con ustedes cuando pasen necesidad. De esta manera, habrá igualdad.  Como dicen las Escrituras: A los que recogieron mucho, nada les sobraba, y a los que recogieron solo un poco, nada les faltaba. Por lo tanto, ¡gracias a Dios!, quien le ha dado a Tito el mismo entusiasmo que yo tengo por ustedes. Tito recibió con agrado nuestra petición de que él volviera a visitarlos. De hecho, él mismo estaba deseoso por ir a verlos. También les enviamos junto con Tito a otro hermano, a quien todas las iglesias elogian como predicador de la Buena Noticia.”  2 Corint. 8:14-18

“Querido  Padre, Dios  del  Cielo  y  la  Tierra,  Creador  del  universo; Dios  todo  poderoso,  soberano y  majestuoso, Santo  eres  tú   Señor! Hoy nos  paramos delante de  Tu  Trono  de  Misericordia. Pido  tu  perdón por  mí, mis padres y  mis  ancestros desde  los  tiempos  de  Adán por  los pactos,  alianzas, contratos, acuerdos,  asociaciones  y  amistades  impías y  profanas en  las  que  hemos  participado y que  nos llevaron  a portar  un  yugo en  una forma  determinante hacia  el  reino  de  oscuridad. Perdónanos  a  nosotros  y  a  nuestros  ancestros por  abrir  las  puertas  del  Hades a  nuestras  vidas y  nuestras  familias. Perdónanos  por  abrir  puertas  a  través  de  la  inmoralidad  sexual,  sociedades de negocios  y  acuerdos  financieros.  Señor, en  acuerdo con la  Sangre  que  cancela  y  remueve todo el  pecado,  en  acuerdo  con  Cristo  y  en  acuerdo  con  el   poder  del  poderoso  nombre  de  Jesús, pedimos  que  todos  los  veredictos,  consecuencias  y efectos  de  cosecha sean  ahora  anulados   y  cancelados , rotos  por  el  poder  de  la  espada  de  Su  Palabra.  Rompe ahora  toda  atadura  impía  de  mi  alma que  me  ata  al  reino de  la  oscuridad. Señor  en  Tu  gran  Poder  rompe  ahora  y  para  siempre toda  cadena  que me ata, amarra y  restringe y que  me  impide moverme  en  la  Fortaleza  de  un Guerrero,  para  cumplir  los  sueños  que  tú has  plantado  en mi  corazón. Que  pueda navegar  en tu  Carguero  de  Sueños  contigo  a  medida  que  trazas  mi  curso. Deja  que  mi  barco de  sueños navegue  con  integridad, majestad, poder  y  gran  autoridad  en el  Mar de  la  Humanidad  para  recoger Tu  hermosa  Cosecha. Guíame  con  seguridad  a  través  de  las   tormentas  que  puedan  aparecer  mientras  me  muevo  contigo  en  el  cumplimiento  de   Tu Voluntad.” Amén.

Traducido  por Marisol Castillo